martes, 27 de mayo de 2008

Una mirada renovada para la Rambla Bustillo.

Fuimos a la Plaza Colón y estuvimos hablando del Paseo General Paz y de la suerte que corrió cuando el Arq. Bustillo llegó en 1936 a Mar del Plata con el proyecto de buscar un lugar para construir un Casino (y posteriormente el Hotel Provincial). El espacio entre la bahía Bristol y la Plaza Colón le debe haber resultado excepcional, sin embargo no se trataba de un espacio vacio. Estaba la Rambla Francesa – en avanzado estado de deterioro- y el Paseo Gral. Paz que lamentablemente desapareció ante “la necesidad” de renovar del paisaje. Se trataba de un gran espacio público, diseñado por el paisajista francés de Carlos Tahys (1903-1908) con jardines, forestación y ornamentos clásicos, a partir del cual se focalizaban edificios destacados: la Rambla (1913) el Bristol Hotel (1888) el Club Mar del Plata (1910) y el Torreón del Monje (1904). El paisaje modelado a través del tiempo, se enmarcaba hacia el interior con las residencias veraniegas de familias tradicionales, cuyas construcciones van desde 1900 a 1930 aproximadamente.
Me resultó sumamente curioso y revelador, leer algunos datos biográficos del Arquitecto Bustillo, que dan cuenta de la trayectoria alcanzada en la época de realizar esta monumental obra de 150.000 m2, tan controvertida para los marplatenses: criticada y emblemática al mismo tiempo.
Bustillo era un profesional con reconocida trayectoria y clientela, a algunos les había construido sus residencias, tanto en Mar del Plata, Buenos Aires, el campo argentino, o París: Juana G. de Devoto, Carlos A. Tornquist (familiar de quien había proyectado el Paseo en 1903) Federico Martínez de Hoz, Victoria Ocampo, Alberto del Solar Dorrego, Enrique Anchorena, Hernán Ayerza, sólo por mencionar los apellidos que tienen que ver con Mar del Plata. Es decir, conocía muy bien el espíritu de la ciudad y contaba con sólidas relaciones profesionales, más allá de las conocidas con Gobierno de la Provincia de Buenos Aires del momento. Según el Arq. Federico Ortiz Perry “ fue durante los años que van entre 1917 y 1930, había consolidado un prestigio profesional que dejó a casi todos sus colegas en el camino, sólo Eduardo E. Le Monnier, un clasicista transgresor como pocos, podía competir con él y luego Alejandro Virasoro, por un corto período, podrían considerarse sus mas hábiles contrincantes… lista que podría incluir a Martín Noel” .
Mercedes llevó al taller un recorte periodístico del 4/12/07 “Homenaje al arquitecto Alejandro Bustillo”
En la casa de la Cultura del Fondo Nacional de las Artes, diseñada por Alejandro Bustillo, se rindió un homenaje al recordado arquitecto, con la presentación del libro Bustillo, un proyecto de arquitectura nacional. La obra escrita por Martha Levisman y coeditada por José Manuel Bustillo, revaloriza la figura del artista, a partir de una rigurosa investigación sobre su obra multifacética. Con el análisis de 10.000 dibujos y 1000 fotos recibidas de manos del arquitecto Bustillo, la autora reseña los proyectos argentinos que emergen de las ideas y planes para el país del siglo XX. Recuerda especialmente las creaciones del hotel Llao Llao, el Banco Nación y el conjunto del Casino y Hotel Provincial de Mar del Plata, entre otras obras clásicas. El libro es un reconocimiento al hombre que contribuyó a enriquecer los espacios naturales del paisaje argentino.
Otras opiniones…. otras miradas a nuestro entorno, Uds. que opinan? Virginia E.

1 comentario:

Leticia dijo...

Muy interesante todo lo que vimos en el paseo. Muchas gracias y saludos a mis compañeras y a la docente.
Leticia